GOZADO LO DE MARY por Stella Maris Zaffaroni

Estoy muuuy aburrida, ya limpié el living, aproveché para cambiar los muebles de lugar, encaré con el escritorio, al cual también le cambié los muebles de lugar, barrí el balcón del escritorio, sacudí la alfombra, me rompí una uña y grité: ¡Basta para mí, bingo, cartón y lotería!

Largué trapos, pala y escoba en la despensa y… ¿Y ahora qué hago?
Entonces decidí llamar a alguien, abrí el cel y miré la lista: A éste no lo llamo porque me sale con el bajón, ésta… no ésta empieza a hablar del coronavirus y es lo último que quiero, seguí bajando por la pantalla y ¡María!, mi prima, a la que la familia llama Mariquita, hace mil que no hablamos y es divertida- pensé y con la misma la llamé.

-Aló Mary- le dije porque lo de Mariquita me suena a época de la colonia.
-¿Quién es?
-¿Cómo quién es?, Chichí soy, ya me viste en la pantalla cuando sonó el cel.
-Ah, estás tan rara en esa foto que no te reconocí.
¿No me reconoció?, yo no la reconozco a ella con esa voz de fastidio que tiene ¿habré marcado bien?
-Adorada- dije para endulzarla- ¿en qué andás?, ¿cómo estás?
-Estoy organizadísima con lo de la cuarentena-dijo.
Sonamos, pensé ya me sale con el coronado éste que me tiene hasta la coronilla.
-¿Y eso?
-Mirá estoy chocha…
-¿Con la cuarentena?
-No con la forma en que me organicé. Al lado de la puerta puse una caja, para los zapatos que uso al salir. Además puse un clavito, para colgar el tapaboca cuando regreso. También un banquito, donde dejo los guantes de goma y, después que me los pongo, cuando voy a salir, entonces me siento para calzarme los zapatos.
-¡Qué bueno lo tuyo!- le contesté mientras pensaba ¿no tendrá nada más interesante para hacer?
-En cuanto a mi día; no comienza con un baño, porque me baño cuando regreso a casa, lo comienzo con una taza de agua caliente con limón, para depurar el organismo. Luego me tomo mi jugo de naranja, que tiene vitamina C, me como una ensalada de fruta fresca con yogur, por las otras vitaminas y para ayudar a la flora intestinal.
-¡La mierda pensás en todo!
-Ah no termina ahí, me como una mezcla de avena, cebada y germen de trigo, por los fitoestrógenos.
-¿Los qué?
– Los fitoestrógenos que son los grandes aliados de la mujer.
-Haber sabido antes me los tragaba, mañana empiezo.
– Y termino…
-Empachada- dije y Mary soltó la carcajada.
-Nop, termino con una copa de kefir.
-¿No es un poco temprano, o te tomás eso para entonarte con el alcohol y poder encarar el encierro?
– Chichí- la risa le impedía hablar- Ay mujer, me hacés reír con tus locuras.
-¿Mis locuras?, si la que se toma una copa con el desayuno sos tú.
-El kefir es un probiótico que contiene microorganismos vivos que ayudan al tracto digestivo, y benefician a la flora intestinal y al aparato en general.
-¿Organismos vivos?, ¿desayunás comiendo bichos vivos?- casi me da una arcada.
Las carcajadas de Mary me obligaron a despegar la oreja del celular.
Cuando las carcajadas dejaron de vibrar le pregunté:-¿Para qué hacés tamaña burrada?, ¡sos una antropófaga!
Ahí empezó a reírse nuevamente y creí que se ahogaba- Chichí me llamaste bicho- otra vez las carcajadas y ya me estaba arrepintiendo de haberla llamado, cuando se calmó.
-Para que te escandalices aún más te cuento que, a media mañana , me tomo una tetera de té verde, que es antioxidante.
-Mary de mi corazón, si todo eso te comés antes de que sea mediodía…cuando termine la cuarentena no pasás por la puerta.
-¡Qué no voy a pasar por la puerta!, terminado el desayuno me pongo en You Tube una rutina de gimnasia, algunas veces pilates, otras zumba.
-Andás zumbando, sos una diosa.
-Ni tanto, cuando termino la rutina me doy un baño, luego me pongo la mascarilla limpiadora, cuando me la saco me pongo la hidratante, mientras espero miro algo en televisión, luego me la saco, me pongo la crema de árnica, por todo el cuerpo, las de hammemelis en las ojeras, la de tea tree en los pies, me paso el blanqueador por los dientes, ahora estoy lista para maquillarme. Después elijo qué conjunto voy a vestir hoy, qué zapatos…
-Mary, frená que ya me cansé, dame un respiro- dije y respiré ¡uf!
-El resto del día me lo paso entre que le pongo líquido carrel a las…
-Perdón que te corte, mas decime y a todo esto ¿tú novio qué dice, qué hace?
-Ah no, a mi novio le agarró el cierre de fronteras en Argentina, así que está en su casa en Buenos Aires ¿o tú te creés que yo haría toda esta serie de gansadas si él estuviera aquí? ¡De coginche nos la pasaríamos!- gritó entusiasmada.- Amor desenfrenado en tiempos de pandemia, adoré la idea- dijo y empezó jadear gozosa entre las carcajadas.
Me agarró como un ataque de envidia, así que le grité:- Besotes – y corté.


Chichí

Puede dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s