Un adiós a Alfredo Pareja Carámbula

Hoy despedimos a un viejo amigo. Compañero de lucha de la vieja guardia, con fuerte convicción libertaria, humanista, tenaz y fraterno. Alfredo estuvo preso en el Penal de Libertad de donde salió a Suecia para tratar su afección pulmonar. La prisión y las torturas recurrentes habían afectado su ya comprometida salud. A partir de entonces, su vida fue una larga lucha por la sobrevivencia en la que una y otra vez ganaba la batalla. No sólo fue un ejemplo en su búsqueda de justicia social, fue también un referente existencial. “Si Alfredo puede, yo también puedo” pensamos algunos en los momentos duros. Licenciado en Psicología y con formación en bellas artes, se dedicó a la tarea de preservar el patrimonio pictórico de su padre. Impulsó el Centro Cultural Miguel Ángel Pareja hoy situado al lado de la vieja estación de tren, en la ciudad de Las Piedras. En los últimos años, eligió acompañar esta aventura de crear un Taller para el pensamiento crítico. Y nos permitió usar la obra de su padre, Miguel Ángel Pareja, “Caballos”, como nuestro logo. Participó al límite de sus fuerzas, como intentando mostrar que la voluntad podía doblegar las limitaciones que le imponía su cuerpo. Además de un hombre inteligente y comprometido, parafraseando a Antonio Machado, fue “en el buen sentido de la palabra, bueno”.

 

Puede dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s